The National Wildlife Federation

Donate Donate

La Visión del Presidente: Revitalizando un Tesoro Sin Brillo

Enfrentando desafíos de restauración y construyendo sobre los éxitos en el Golfo de México, 10 años después del derrame de petróleo de Deepwater Horizon

  • Collin O’Mara, Presidente y Director Ejecutivo de la National Wildlife Federation
  • Conservation
  • Feb 01, 2020

Collin O'Mara (izquierda) en el 2015, reunido con medios de comunicación en Cat Island, en la costa de Luisiana, para inspeccionar los daños causados por el petróleo en la otrora floreciente colonia de pelícanos marrones.

ES DIFÍCIL CREER que han pasado ya 10 años desde que el mundo vio con horror cómo 134 millones de galones de petróleo crudo se derramaron en el Golfo de México durante 87 días. El impacto del desastre del Deepwater Horizon nos afectó a todos conforme empezaron a surgir las desgarradoras imágenes de pelícanos, delfines y tortugas marinas cubiertas de crudo. Sin embargo, la National Wildlife Federation entró en acción de inmediato. A través de nuestro personal en Luisiana, quienes trabajan en la restauración del delta del río Misisipi, nos asociamos con funcionarios del gobierno y medios de comunicación para involucrar al resto del país en el apoyo a las personas, vida silvestre, lugares y pequeñas empresas más afectadas por el petróleo.

Nuestros miembros y colaboradores respondieron en vigor, donando millones de dólares para la restauración. Esto le permitió a la National Wildlife Federation y sus afiliados abordar conflictos en torno a recursos naturales, desde Key West en Florida hasta el río Grande en Texas. Si bien el derrame fue un duro golpe para el vital ecosistema del Golfo, estaba claro que nuestra respuesta también podría buscar resolver desafíos más profundos y preexistentes.

Entre estos desafíos podemos incluir las amenazas que enfrentan las aguas de Florida por contaminantes que provocan la proliferación de algas tóxicas, las cuales convierten a las playas y estuarios de la zona en sitios no aptos para las personas y la vida silvestre. Asimismo, cabe destacar que la producción de ostras, desde Apalachicola hasta Galveston, se está derrumbando, mientras que las marismas de Luisiana y Texas, las cuales sustentan a unos 5 millones de aves acuáticas invernantes, se están ahogando debido al aumento del nivel del mar y la escasa deposición de sedimentos.

Hoy observamos los frutos de años de arduo trabajo de nuestro equipo y socios, y divisamos también abundantes signos de esperanza. Miles de millones de dólares en multas y sanciones relacionadas con derrames han impulsado la implementación significativa de planes de restauración en todo el Golfo, mientras que acciones bipartidistas han arrancado un plan de recuperación de los Everglades en Florida, el cual estuvo estancado por largo tiempo. Estamos construyendo sobre estos éxitos para asegurar que haya suficiente agua limpia para los manatíes en Florida y las grullas en Texas, para reconectar el río Misisipi con sus humedales en Luisiana y para proteger hábitats vitales en Alabama y Misisipi.

Un Golfo de México saludable es esencial para conservar el patrimonio natural de los Estados Unidos. Es por eso que hemos estado presentes en el Golfo desde mucho antes del derrame de petróleo y seguimos trabajando arduamente en el presente. No podemos volver a dejarnos llevar por una falsa sensación de seguridad al ver aguas cristalinas en las playas de la costa del Golfo o gran cantidad de peces y camarones prosperando en el delta del río Misisipi y otras fuentes de agua cercanas. Por esto, haremos lo necesario para garantizar que toda el área del Golfo esté más fuerte que nunca, para que las futuras generaciones de vida silvestre y personas puedan disfrutar de este tesoro nacional.

Me enorgullece trabajar con ustedes en la construcción de un futuro sostenible para la vida silvestre y las nuevas generaciones. Cada acción que tomemos hoy tendrá un efecto dominó en los años venideros.

Traducción: Jessica Ordóñez-Lancet


Comparte Tu Opinión

Sigue Collin O’Mara en Twitter at twitter.com/Collin_OMara. Para compartir tus ideas y opinión, envía un correo electrónico a president@nwf.org.

Get Involved

Where We Work

More than one-third of U.S. fish and wildlife species are at risk of extinction in the coming decades. We're on the ground in seven regions across the country, collaborating with 52 state and territory affiliates to reverse the crisis and ensure wildlife thrive.

Learn More
Regional Centers and Affiliates